Hoy inauguro el blog de mi web y os voy a explicar qué hay detrás de una sesión de psicoterapia. Probablemente hay muchos mitos y desconocimiento sobre ello, así que quiero que conozcáis de forma más clara algunos de los aspectos más importantes:

- ELECCIÓN DE SER PSICOTERAPEUTA: ¿por qué elegir ser psicólogo y no otra profesión? Algunas de las motivaciones más comunes son: interés por ayudar a otros, resolución de problemas personales o del entorno más cercano, curiosidad, prestigio social…

- FORMACIÓN BÁSICA: realizar la carrera de Psicología. Ofrece una primera aproximación teórica a lo que es el trabajo de un psicoterapeuta. Sólo con estas primeras pinceladas no es recomendable el ejercicio profesional.

- FORMACIÓN ESPECÍFICA: por un lado, decidir en qué área especializarse: ¿adultos, niños y adolescentes, pareja, grupo, adicciones, enfermedad mental crónica, violencia de género…?

Y, por otro, descubrir bajo qué orientación teórica y práctica se quiere trabajar. Algunas de las corrientes y/o técnicas dentro del mundo de la Psicoterapia son:

Psicoanálisis, Terapia familiar sistémica, Psicodrama, Gestalt, Hipnosis, Terapia cognitivo conductual, Análisis transaccional, EMDR...

La lectura de libros, artículos, novedades… es un continuo que también se engloba dentro de este apartado.

- HABILIDADES DEL PSICOTERAPEUTA: algunas pueden ser aprendidas, y otras forman parte de la personalidad del psicoterapeuta. Se podrían destacar: empatía, escucha activa, aceptación, calidez, confianza, respeto…

- SUPERVISIÓN: tras una sesión de psicoterapia, es necesario pararse a reflexionar sobre los distintos casos. Una supervisión consiste en compartir entre profesionales de la Psicología para lograr una visión externa constructiva.

-TRABAJO PERSONAL DEL PSICOTERAPEUTA: este aspecto es imprescindible para toda aquella persona que quiera ejercer la profesión de psicoterapeuta. En ocasiones, a las personas que están fuera de este campo, les sorprende que un psicólogo también tenga que pasar por un proceso de psicoterapia.

Analizar nuestra propia historia, nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás, detectar nuestros conflictos, emociones… se convierte en una tarea primordial para poder ayudar a las personas con las que trabajamos.

En mi opinión, un psicoterapeuta tiene que dar importancia a una formación sólida y continua, a una supervisión constante y a un trabajo personal profundo.

¿Conocíais todos estos elementos que no son tan visibles tras la profesión de psicoterapeuta?, ¿Cuáles os parecen más importantes?, ¿Qué opináis del dicho “Todos somos un poco psicólogos”?

 

Comment

Skype Me™!

Asesoramiento Skype

Primera visita Gratis
Sin Compromiso